11 de marzo de 2022

L

La negación del juego

por Juan Miguel Lorite Fonta

Los sesgos del presente son tan pregnantes que necesitamos servirnos de herramientas para no reparar en ellos a la hora de crear visiones de futuros. De su poder para sugerir imaginarios dependerá su valor como catalizadores de un futuro acogedor.

 

La creación de artefactos, imágenes y discursos de futuros no es un reto trivial; no solo porque debe contemplar la interacción a medio y largo plazo de una ingente cantidad de sistemas complejos, variables en transformación y fenómenos emergentes, sino porque cuanto más desplegamos el eje temporal hacia adelante, más espacio abrimos a la entrada del azar y lo inesperado, a lo inimaginable. Acabamos, casi sin remedio, representando futuros a través de la proyección de los artefactos, las imágenes y los discursos del pasado, dibujándolos de manera sesgada por el tecnodeterminismo —pesimista u optimista— y reduciendo sus pilares a unos cuantos aspectos del presente, relevantes para un único, determinado y estrecho marco mental, el nuestro.

Para intentar salvar estos obstáculos, en la representación de los escenarios de futuros que aquí se exponen se han utilizado dos vehículos, únicos por su poder de trascender los contextos sociales que los vieron nacer: el juego y la negación.

El juego

La mecánica lúdica de Active Triangles —un serious game dinamizador de reuniones profesionales1— es tan sencilla, rígida y abstracta que permite la combinación a través de fines cooperativos o competitivos de aquellos conceptos, fenómenos o variables que asignemos a sus componentes —36 piezas de distintas formas y colores—. Para nuestro fin, como podemos ver en la tabla, se relacionaron las diferentes categorías de forma y color con aquellos fenómenos PESTEL2 que la literatura afín al ámbito de futuros señala como probables o posibles, como amenazas que deben evitarse o como peligros a los que deberíamos poder hacer frente. Los componentes que sirven de nexo se asociaron a relevantes y plausibles avances tecnológicos.

 

 

 

Las piezas fueron representadas bidimensionalmente, codificadas, barajadas y puestas a disposición de cuatro jugadores a través de un documento compartido en remoto. Los jugadores desconocían la asignación del código asignado a cada pieza. Su objetivo fue crear cooperativamente la figura de manera que empleara todas las piezas y conectara todas las conexiones posibles en una figura cerrada.

El resultado del juego se muestra en la imagen. El conjunto se dividió dependiendo de los avances tecnológicos que sirvieron de nexo, con el fin de poder describir seis grandes escenarios caracterizados por aquellos fenómenos que representaban sus piezas.

 

 

La negación

El segundo vehículo fue la negación. Para cada escenario definido con base en esas características y desafíos PESTEL señalados por el juego, se llevó a cabo una reflexión imaginando qué situaciones debían darse en él para hacer irrelevantes aquellos fenómenos de partida, resultando así otros seis escenarios alternativos. Los hemos llamado contraescenarios. Este es el resultado.

1. La semilla

 

Escenario 1

Hemos llegado al fin de la escritura, creamos intersubjetividades a través de la transmisión textual mente-mente mediada tecnológicamente. El mundo se encuentra envuelto en un grave conflicto religioso agravado por la edad de sus líderes, que supera los 150 años de media gracias a los beneficios de la ingeniería genética. Las pocas regiones cuyas economías aún utilizan dinero son las más afectadas por la nueva pandemia.

Contraescenario 1

Tiene algo de ironía que llamemos Gran Actante a un organismo que, como el nuestro, ha dejado de hacer. Convertidas en componentes sésiles de una gran planta a la deriva por el espacio, toda nuestra agencia se concentra en discernir las formas que tendremos que ir tomando para adaptarnos a cada etapa de este trayecto sin ruta ni destino. Somos un fruto sámara, somos una en la espera.

2. Alternativa viable

 

Escenario 2

Nos desplazamos a través del sistema solar utilizando olas gravitacionales como combustible y asteroides como vehículo. Los individuos más capacitados, los que amalgamaron su cuerpo a organismos vegetales y componentes no orgánicos, llevan años simulando generaciones de cíborgs mejorados. Están a punto de mostrar sus resultados ante la comunidad infantil, un colectivo comprometido y dedicado a la creación e innovación tecnológica y verdaderos salvaguardas de los valores humanos en una época en la que su especie se expresa como tal solo en las décadas de edad temprana, postergando para la fase adulta la decisión de amalgamarse o no con los textos y discursos en transmisión. Los humanos no amalgamados son discriminados al no poder participar de las funciones y capacidades cíborg.

 

Contraescenario 2

La paulatina disminución de la cantidad de helio-3 extraída de la superficie lunar amenaza con desequilibrar el mantenimiento energético de la base psíquica de Lavej, la mayor de todos los flujo-estados y la que alberga a más de cuarenta y cinco mil millones de componentes cerebrales. Aquellas iniciativas que tiempo atrás habían quedado relegadas por su ingente coste en material biológico vuelven hoy como alternativas al mantenimiento psíquico por fusión nuclear. Pese al rechazo de los ultrahumanistas a permitir la integración de colonias de nodos cerebrales como componentes vegetales, la incertidumbre por la carestía de helio-3 ha acelerado el proceso de convergencia de ambos reinos.

3. El rebrote

 

Escenario 3

Cuando se iniciaron los preparativos para el inminente cambio de polaridad terrestre, nadie sospechó que ese camino de restricción energética y conectiva daría lugar a la creencia RALA. Consolidada posteriormente gracias a la comunicación mente-mente, RALA deja el control de las decisiones de los entes amalgamados a los sistemas de inteligencia artificial operados por computación biológica, aquella cuyos componentes son los sistemas orgánicos de los seres vivos. Los enjambres nanorobotizados, antiguamente dedicados a tareas sanitarias, proveen ahora a Luca, líder de la RALA, de los cuidados de sus componentes, fuera ya del control de las desacreditadas instituciones de los flujo-estados terrestres.

Contraescenario 3

Como ápices en crecimiento por entre la negra turba, las intersubjetividades lanzadas por la macrocolonia Luca alcanzan a todos y cada uno de los capilares discursivos de Vía Lucis a ritmo de puesta de Sol. Con este nuevo impulso, es raro el periodo ozalense que no asiste a la emergencia de un nuevo dogma cósmico. El último, el que permite explorar la fuerza que rige la libre deconstrucción y recombinación de la conciencia de Gran Actante, está removiendo de forma desacostumbrada los pilares de la provisión bioquímica de felicidad de muchas de las colonias, sobre todo, de aquellas con origen en células no vegetales. Se habla ya de un posible rebrote de frustración escéptica.


4. La escisión


Escenario 4

Hace años que la población mundial no necesita trabajar. Gracias a la fusión nuclear y la intervención de los medicamentos biónicos y nanorobotizados, las necesidades fisiológicas y de seguridad básicas están aseguradas. La energía y el compromiso de las personas que no participan de manera voluntaria en la intervención y supervisión de los sistemas de mantenimiento vital se dedican a la creación de la unión psíquica en un ente llamado Gran Actante. No solo personas; los animales que quedan en la Tierra y las colonias de su círculo orbital, junto a gran parte de los sistemas computacionales, objetos y discursos asociados a ellos, se encuentran amalgamándose en esa conciencia distribuida en la espera de abandonar sus límites físicos y alcanzar la armonía plena.

Contraescenario 4

La brecha ahora mismo parece insalvable. El anuncio de que las colonias de composición celular no vegetal quedan excluidas del proceso de terraformación de Vía Lucis a causa de una incompatibilidad funcional con los mecanismos autónomos de mantenimiento de la vida, está causando graves altercados entre las comunidades limítrofes del cinturón de Lavej. Luca, la colonia de ficus carica que aglutina los nodos más importantes del flujo–estado de Oza, ha mantenido los argumentos que hablan del origen biológico y no político de la medida, lo que no ha evitado la destrucción de tres de las treinta burbujas de protección electromagnética.


5. Surf


Escenario 5

La Luna lleva años concienciando a sus habitantes para que colaboren con su migración a la Tierra; el fin es tanto equilibrar la pirámide poblacional del planeta, que lleva desde el inicio de los viajes interplanetarios en crecimiento vegetativo negativo, como participar en el desarrollo de los nodos discursivos de los grandes flujo-estados, sobre todo en los de la región ozalense, por dominar sus colonias los procesos computacionales críticos. Este interés de la Luna causa recelo en los principales flujos pues cabe la posibilidad de que los recién llegados, una vez integrados, utilicen sus nuevas capacidades para favorecer al gobierno lunar en el reparto de los recursos nutritivos y energéticos, ahora que la minería de helio-3 ha dejado de ser una actividad estratégica.


Contraescenario 5

Una derivada no esperada del control de la gravedad ha dado como resultado el juego de las naturalezas. Por si desplazarnos por el sistema solar surfeando olas gravitacionales a lomos de asteroides fuera poco excitante, los siempre comprometidos adolescentes cíborgs han creado la coopetición de ecosistemas biodiversos; primero, en los metaversos de las compañías no adscritas a los flujo-estados y, posteriormente, en el mundo físico gracias a los componentes vegetales que conforman los sistemas computacionales biológicos y, por supuesto, a la posibilidad de plegamiento gravitacional. El traslapo de ecosistemas creados ex novo es hoy un fenómeno fuera de control que está dando lugar a enormes zonas de crecimiento divergente descontrolado y a la emergencia de entes biocomputacionales no siempre asimilables a la cultura local.

 

6. Time stop mode. Una y todo

Escenario 6

El primer ente compuesto en su totalidad por moléculas de agua ha logrado instalarse en zonas del interior del continente, desde donde evangeliza a seguir el camino sacralizado de la deconstrucción celular y la externalización psíquica. Hay un gran debate abierto entre los seres sésiles y los vágiles a cuenta de que la creencia hidrogeltista vendría a desequilibrar la ya frágil alianza entre Gran Actante y las macrocolonias representadas en Luca. Además, las premisas hidrogeltistas tienen una especial aceptación entre aquellos que en su día abrazaron la fe de los dogmas cósmicos y que, tras las experiencias de control sobre nuevas fuerzas, rechazaron la administración de los bioquímicos propiciadores de felicidad, resultando así que la frustración escéptica fluye al mismo tiempo y velocidad que las ideas del ente de agua.

Contraescenario 6

Sobre las once horas del segundo día de marzo, el tiempo ha sido detenido. Por mecanismos que la comunidad es aún incapaz de comprender, la presencia anunciada de Lo-Que-Ha-De-Venir ha tenido el efecto colateral de la suspensión del tiempo. Infinitas hebras de espacio y conciencia se amalgaman desbordando el cosmos mientras lo poco que quedaba en nosotras de materia se deshilacha en las bases psíquicas de un sistema solar en proceso inconcluso de colapso. De alguna manera, reinstanciadas, somos por fin una y todo.

 

 

Notas

 1Y un inteligente juego de mesa en busca de editor: www.activetriangles.com

 2Políticos, económicos, sociales, tecnológicos, ecológicos y legales.

Bibliografía

Camacho, J. «El futuro como objeto de intención». Medium, 2019. Disponible en: https://medium.com/@j_camachor/el-futuro-como-objeto-de-intención-73675f379c86

Chiang, T. (2020): Exhalación. Madrid, Sexto Piso. ISBN: 978-84-17517-79-3

CNEOS, Center for Near Earth Object Studies. California, NASA Jet Propulsion Laboratory, 2021. Disponible en https://cneos.jpl.nasa.gov/

Harari, Y. (2016): Homo Deus. Breve historia del mañana. Barcelona, Penguin Random House Grupo Editorial. ISBN núm. 978-84-9992-664-3.

Latour, B. (2008): Re-ensamblar lo social. Una introducción a la teoría del actor-red, Buenos Aires, Manantial.

Pueyo, T. #95 El fin de los Estados-Nación. Suma Positiva, por Samuel Gil, 2021. Disponible en: https://www.sumapositiva.com/p/fin-estados-nacion

Romero, J.T. (2021): El jardín eterno. Madrid. Mil Oniros Ciencia Ficción.

Sagnotti, L. (2014): «Nuevos datos de la última inversión del campo magnético terrestre». Enseñanza de las Ciencias de la Tierra. 22. 188-190. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/282808382_Nuevos_datos_de_la_ultima_inversion_del_campo_magnetico_terrestre

Schwartz, G.A. y Bermúdez, V. E. (2017): #Nodos. Navarra, Next Door Publishers. ISBN núm. 978-84-946669-7-1.

World Economic Forum. Technology Futures: Projecting the Possible, Navigating What’s Next, 2021. Disponible en:
https://es.weforum.org/reports/technology-futures-projecting-the-possible-navigating-whats-next

Autor

Trabaja aplicando el pensamiento creativo y sistémico a procesos de innovación, sobre todo, en el sector editorial, educativo y formativo. Investiga las posibilidades del medio digital para la transmisión textual y es creador de distintas propuestas artísticas y editoriales. Más información: loritefonta.com

Ver todos los artículos

Comentarios