12 de abril de 2019

C

Cultivar el conocimiento, estimular el talento

por César Alierta

Si los datos son el petróleo del siglo XXI, el recurso más valioso es el conocimiento. Un recurso sostenible y limpio, el único que aumenta a medida que se usa y se comparte. Las sociedades que no perseveren en el cultivo de esa materia prima, difícilmente podrán progresar en el competitivo escenario de la revolución tecnológica.

La nueva economía digital es intensiva en talento y en mano de obra cualificada. Cultivar el conocimiento, estimular el talento, es decir, promover la educación, es mucho más que una meta plausible, es la condición inexcusable para el desarrollo económico. En este momento, uno de los principales retos es adaptar las necesidades educativas y formativas a este nuevo entorno, para reducir los posibles desequilibrios entre la oferta formativa y las demandas del mercado de trabajo. Unas cifras dan idea de la magnitud de la empresa: En 2020, solo en España, habrá un déficit de 3 millones de profesionales con conocimientos STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas); en Europa esa carencia llegará a los 20 millones. Una previsión más: 8 de cada 10 jóvenes encontrarán un empleo relacionado en el ámbito digital en trabajos que aún no existen.

La tecnología posee un gran potencial para reducir la desigualdad, pero la brecha digital, las dificultades de muchos ciudadanos para acceder a los servicios de la sociedad de la información, puede agravar la brecha económica. Se trata, pues, de utilizar la educación como palanca para el progreso, pero también como antídoto contra la exclusión social. Con esta certeza, Fundación Telefónica trabaja desde hace años en el ámbito de la educación digital, formando a niños y adolescentes en competencias STEM, preparando a educadores en el aprendizaje de nuevos modelos pedagógicos, y desarrollando proyectos de mejora de la empleabilidad. Entre ellos, destacaría ProFuturo, una propuesta educativa impulsada por Fundación Telefónica y Fundación Bancaria La Caixa para llevar educación digital a niños y niñas de entornos vulnerables. El objetivo de esta iniciativa, que nació en 2016, es aportar tecnologías, contenidos educativos, así como metodologías de enseñanza y aprendizaje a docentes y alumnos. En este momento, ya ha beneficiado a cerca de seis millones de niños y niñas de Latinoamérica, África y Asia.

La educación en la sociedad digital fue el argumento de las cuestiones que se trataron de responder en el encuentro EnlightED: en qué manera la tecnología está transformando la formación, las oportunidades que brinda para facilitar el acceso al aprendizaje o la actitud de los emprendedores ante el futuro de la educación. Este número extraordinario de TELOS recoge algunas de las respuestas que entonces se plantearon, y formula nuevas preguntas sobre este asunto capital. Todo ello en coherencia con el propósito de la revista, que es explorar el lado humano de la tecnología, su dimensión ética, sus aspectos económicos y sociales. Y nada define mejor al ser humano que su aspiración a progresar a través de la educación.

Artículo publicado en la revista Telos enlightED


Ir al número ...


César Alierta

Presidente de Fundación Telefónica


Comentarios

Artículos relacionados

La educación en la era digital

José María Álvarez-Pallete

Telos se transforma

César Alierta