19 de enero de 2022

E

El presente estaba escrito; el futuro, por hacer

por Juan M. Zafra

Vivimos rodeados de multitud de imágenes distópicas, posapocalípticas, de futuros no deseados. La ficción especulativa, la ciencia ficción, ha sido tradicionalmente el género que ha llegado más lejos a la hora de plantear las situaciones más complicadas para la humanidad. También las utopías más esperanzadoras. ¿Y ahora?

Nos resulta verdaderamente difícil tras dos años de pandemia identificar un momento anterior a COVID-19 en el que la complejidad se hiciera tan notable como en la actualidad. Y, sin embargo, son muchas las evidencias de que, como sostiene Ziauddin Sardar1, todo lo normal se ha evaporado. Este erudito británico de origen paquistaní es uno de los grandes referentes de este número. Los autores de TELOS 118 certifican que vivimos tiempos posnormales, un momento histórico y social caracterizado por la complejidad, el caos y las contradicciones. Las tres “C” de nuestro tiempo hacen que a la sociedad global le resulte cada día más difícil levantar la mirada hacia adelante, analizar las causas de los problemas y, más allá de soluciones inmediatas, proponer escenarios deseables, utópicos, y soluciones para alcanzarlos.

En tiempos posnormales, en los que una parte de la ciudadanía añora la vieja normalidad, hay una sensación de urgencia permanente y el futuro se percibe como un tren fuera de control que se precipita hacia lo desconocido. Reina la incertidumbre y la desconfianza en nuestros semejantes, se duda de las instituciones e incluso de que la ciencia y la tecnología contribuyan al bien común y no solo a los intereses de unos pocos.

 

[ ILUSTRACIÓN: LAURA WÄCHTER ]

 

El maestro Antonio Rodríguez de las Heras2 afirma que solo pensar, diseñar y proyectar el futuro permite mostrar nuestra disconformidad con el presente y recrear alternativas. En este número hemos pedido a reconocidos analistas que hagan un ejercicio de diseño y prospectiva. Y que se liberen de los condicionantes del pasado en sus propuestas.

Puede ser que el presente ya estuviera escrito, a tenor de los contenidos de la exposición La gran imaginación. Historias del futuro3 de Fundación Telefónica. Y que, como señala su comisario Jorge Camacho, “millones de visiones prospectivas a lo largo de la historia pueden agruparse alrededor de cuatro arquetipos o imágenes genéricas: crecimiento, colapso, disciplina y transformación”. Como afirma Cristina Estébanez4: “La imaginación es la única manera de que las épocas no sean iguales. De que el futuro no se limite a copiar el pasado”.

Con las aportaciones recibidas hemos llegado a una conclusión: más allá de los datos y de la información, el diseño de futuros es una combinación de análisis, visión e imaginación. Mucha imaginación y deseo. Para que se hagan realidad cualquiera de ellos es imprescindible la voluntad individual y el esfuerzo colaborativo. La portada en blanco es el resumen de todo ello. En tiempos posnormales, el diseño de futuros está condicionado no solo por las experiencias vividas sino, de forma determinante, por la capacidad de crear y construir los sueños de cada individuo en una sociedad global e interconectada. ¿Compartirás los tuyos?

Notas

 1Sardar, Z. (2016): The Post Normal Times Reader. Londres, Centre for Policy and Future Studies (CPPFS). Disponible en https://postnormaltim.es/resources/postnormal-times-theory

 2Antonio Rodríguez de las Heras (1947-2020), catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del Comité Científico de TELOS.

 3La gran imaginación. Historias del futuro reflexiona sobre cómo se pensó el futuro en el pasado. Más información en: https://www.fundaciontelefonica.com/exposiciones/la-gran-imaginacion-historias-del-futuro

 4Cristina Estébanez escribe “El futuro en un cruce de caminos” en TELOS, número 118.

Artículo publicado en la revista Telos 118


Ir al número ...


Juan M. Zafra

Director de TELOS. Profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III. Es secretario general de Club Abierto de Editores (CLABE), la primera asociación de editores en España. Patrono de Fundación España Digital; forma parte del comité asesor del Foro de Gobernanza de Internet (IGF-Spain), miembro del consejo editorial de la revista latinoamericana Ibercampus; del Consejo Asesor de Cibervoluntarios y forma parte del consejo del Cluster de Ciberseguridad del Ayuntamiento de Madrid. Trabajó en medios como El País y Radio Nacional de España y fundó el diario digital bez.es. Fue asesor del gabinete del secretario de Estado de Comunicación del Gobierno de España y responsable de comunicación del Plan Avanza para el impulso de la sociedad de la información. Es licenciado en Ciencias de la información y ha realizado Programas Directivos en Inteligencia Artificial por la UNIR y en Transformación digital por el Instituto de Empresa. Es fellow de la German Marshall Fund y miembro de VIA Círculo Jefferson, la asociación de alumnos del Programa de Liderazgo de Visitantes en EEUU.


Comentarios