8 de julio de 2019

L

La voz nos acerca

por Juan M. Zafra

La palabra hablada, la voz, se abre camino en una sociedad que parecía conquistada por la imagen; en la que la entonación parecía un asunto menor en tiempos de inmediatez y de vértigo; en la que el ruido se imponía a la melodía, a las pausas, a la cadencia y a la escucha como muestras de deseo por comprender al otro. La voz nos acerca y nos permite reconocer la existencia de alguien o de algo más allá de nosotros mismos.

La oralidad ha distinguido a los seres humanos desde el principio de sus días y hoy, al inicio de un cambio de era comandado por la tecnología, la voz recobra relevancia gracias a los sistemas de procesamiento del lenguaje natural, de la inteligencia artificial y de los asistentes virtuales con voz, capaces de interactuar con la lengua humana y de aprender de nosotros para entender -también las máquinas- el contexto en que vivimos.

El número 111 de TELOS está dedicado a la Voz, en caja alta pero sin estridencias. En mayúsculas por su enorme impacto, pero con el volumen justo para ser comprendidos y, sobre todo, para escuchar y atender. La lengua hablada es patrimonio de la humanidad y su poder se extiende a la tecnología, a las máquinas y a los robots. La tecnología, a su vez, nos permite recuperar y difundir los valores de las lenguas, muchas olvidadas e incluso maltratadas, para evitar que se pierdan definitivamente y puedan contribuir en cambio al desarrollo, la consolidación de la paz y la reconciliación, como señala la asamblea de Naciones Unidas en la proclamación de 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

 

 

Que la voz se recupera como vehículo de entendimiento entre los humanos; entre estos y las máquinas; e incluso para la comunicación entre ingenios automáticos dan muestra el auge del audiolibro y el despertar de formatos y dispositivos dirigidos a cautivar a nuevas audiencias en los medios, en la política y en las empresas. La prosodia –el conjunto de fenómenos fónicos como la entonación, la acentuación, el ritmo, la velocidad de habla…– se convierte en un elemento determinante para el buen desempeño de los humanos, de las máquinas y de las organizaciones en la sociedad digital cuando apenas nos hemos despedido del teclado y acostumbrado a la pantalla táctil.

Hacerse entender, escuchar y procesar para colaborar en la construcción de un futuro mejor de convivencia humano-máquina. Es el objetivo que perseguimos en TELOS: descubrir y explicar el impacto en nuestras vidas de los avances tecnológicos y científicos –convergentes y exponenciales, en estos tiempos–. Para que todo el mundo perciba las ventajas de la tecnología, las comprenda y se beneficie de ellas. Y resulta que contamos con uno de los mejores activos para despegar en el este nuevo contexto: nuestra lengua, el español, que puede ser catalizador del crecimiento de toda la comunidad latinoamericana en un universo de inteligencias artificiales, datos y personas con capacidad para entender con la voz.

Artículo publicado en la revista Telos 111


Ir al número ...


Juan M. Zafra

Director de Telos. Profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III. Trabajó en medios como El País y Radio Nacional de España y fundó el diario digital bez.es. Fue asesor en la secretaría de Estado de Comunicación del Gobierno de España y responsable de comunicación del Plan Avanza para el impulso de la sociedad de la información.


Comentarios