C
Congreso de GAIIA


Por Julio César Calistro

La Alianza Mundial de Asociaciones de la Industria de la Información (GAIIA), que agrupa a unas dos mil empresas vinculadas a la producción, distribución y consumo de la información, propone aumentar la capacidad de adquisición de conocimiento como un modo de generar valor económico y crear un mercado de ideas.

Los máximos responsables de veintisiete asociaciones de industria de la información de todo el mundo ratificaron en Sevilla su propósito de potenciar el crecimiento del mercado de la información como “elemento fundamental en un proceso democrático de desarrollo sostenible”.
“Algunos valores sociales y económicos esenciales para el crecimiento de la industria de la información: confianza, oportunidad, cooperación, aprendizaje, integridad, innovación, crecimiento y desarrollo, lo son también para el proceso democrático de desarrollo sostenible”, afirma la declaración de principios de la Alianza Mundial de Asociaciones de la Industria de la Información (GAIIA).

La GAIIA es una red mundial formada por asociaciones de industria de la información que trabajan colectivamente para forjar nuevos modelos de relaciones empresariales, al construir la infraestructura informativa de una economía mundial sostenible e interdependiente.
Actualmente, la compone veintisiete asociaciones, que representan a casi dos mil empresas relacionadas comercialmente con las actividades de producción, distribución y consumo de la información.
Constituída hace cinco años en Washington, sede de su Secretaría, la GAIIA no posee personalidad jurídica, sino que es una alianza de asociaciones que actúa como lobby ante gobiernos nacionales, organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales, y organizaciones relacionadas con el crecimiento económico.

Entre el 27 y 28 de septiembre pasado tuvo lugar en Sevilla la V reunión del GAIIA, cuya organización estuvo a cargo, principalmente, de la Fundación para el Fomento de la Información Automatizada (FUINCA), único organismo español miembro de aquella alianza.
Según han puntualizado los directivos de FUINCA, esta fundación no ha pretendido asumir ninguna representación del sector, sino que ha actuado en nombre propio. Esto es así porque en España, a diferencia de otras naciones, no existe una asociación que agrupe a las distintas organizaciones vinculadas al mercado de la industria de la información.

Precisamente, uno de los aspectos debatidos en Sevilla ha sido el carácter abierto de la GAIIA, y los esfuerzos por interesar a nuevos aliados a este foro de la industria de la información, como es el caso del próximo ingreso de una asociación rusa.
La European Information Industry Association (EIIA-Europa); la Japan Information and Communication Association (JICOA-Japón) y la Information Industry Association (IIA-EE.UU.), son tres de los principales miembros de GAIIA, junto a asociaciones de Canadá, China, Corea, Alemania, México, Francia, Italia, Bélgica, Bulgaria, Argentina, Panamá, Paraguay, Jamaica, Finlandia, Irlanda y España.

FUINCA ha propuesto la creación de una Fundación cuya aprobación será analizada en la próxima reunión, a desarrollarse en 1993 en Washington, que servirá de soporte financiero para la GAIIA, y que contempla un primer ejemplo concreto de actuación, a través del respaldo a un proyecto de creación y desarrollo de mercado en América Latina, ya sea en el área servicios como en el de tecnología de la información.

El año pasado, en Japón, los miembos de GAIIA aprobaron un documento que se ha dado a conocer con el nombre de Declaración de diplomacia comercial sobre Desarrollo sostenible e industria de la Información (generalizado con la denominación de Declaración de Tokio), que fija los principios de esta alianza.
En ella se llama la atención sobre el crecimiento de la industria de la información como componente estratégico de un proceso democrático de desarrollo sostenible, y se señala que la expansión del mercado de la información vincula el medio ambiente y el desarrollo, al ofrecer la posibilidad de un crecimiento económico contínuo a través de cambios cuantitativos y cualitativos en el carácter de la oferta y la demanda.

MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SOSTENIBLE

En el preámbulo de la Declaración de Tokio se afirma que “mantener los necesarios equilibrios para que el nuestro siga siendo un planeta habitable exige más que soluciones simples. El efecto acumulativo de las decisiones tomadas por todas las personas en su vida personal, social, económica y política definen estos equilibrios y reflejan el respeto que nos profesamos a nosotros mismos, a los demás y a nuestro planeta. Muchas veces, las consecuencias indirectas de estas decisiones no se hacen inmediatamente visibles. Por ello es esencial, para conservar un planeta habitable, que todo el mundo pueda acceder a la información necesaria de forma fiable y rentable, y en el momento oportuno. Por lo tanto, desarrollar el sector de la información en las economías de todo el mundo es esencial para el proceso democrático de desarrollo sostenible”.
Tras señalar que se está produciendo un resurgimiento de la infraestructura de información local y mundial, asegura que “la futura armonía de la humanidad depende en gran medida de que se logre un tipo de desarrollo económico, gracias al cual todo el mundo, individual o colectivamente, tenga la esperanza y los medios de mejorar continuamente su calidad de vida sin poner en peligro la misma posibilidad para otros, ahora y en el futuro”.
A juicio de la GAIIA este concepto encaja perfectamente en la definición del Consejo Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo acerca del desarrollo sostenible, “un continuo proceso de desarrollo económico y social, tanto de las naciones en desarrollo como de las industrializadas, que responda a las necesidades presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para responder a sus propias necesidades”.
“La expansión del mercado de la información vincula medio ambiente y desarrollo al ofrecer la posibilidad de un desarrollo económico continuo basado en cambios cuantitativos y cualitativos del carácter de la oferta y la demanda”, expresa el documento, que en otro párrafo advierte que “una oferta cada vez mayor de información no es garantía de un desarrollo sostenible”.
“Garantizar que la gente tenga más facilidad de acceso a la información que necesita, y en el momento que la necesita, a fin de adquirir conocimientos y aplicarlos, es esencial para el desarrollo de un proceso de desarrollo sostenible”.
En consecuencia, la GAIIA puntualiza que “el desarrollo de un mercado de la información justo, libre y competitivo puede contribuir a un crecimiento económico caracterizado por el respeto al medio ambiente”, y además, “facilita el funcionamiento y acrecienta el interés de los mecanismos de mercado y las instituciones públicas”.
Por último, la declaración de la GAIIA aboga por la promoción de la industria de la información, el desarrollo de la colaboración informativa entre los sector público y privado, la reducción de los obstáculos de acceso a la información e incentivos para facilitarla, garantizar un equilibrio entre transparencia y privacidad; aumentar la capacidad de adquisición de conocimiento, demostrar su capacidad para generar valor económico y, finalmente, elevar “sus propios niveles éticos y los de la sociedad, para la creación de un mercado de ideas”.

Artículo extraído del nº 32 de la revista en papel Telos

Ir al número Ir al número


Avatar

Julio César Calistro

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *