H
Hipertexto


En los últimos años se ha venido desarrollando un nuevo concepto en el procesamiento de la información, el hipertexto, una forma no lineal de almacenar la información, una herramienta que nos va a proporcionar un proceso nuevo de control, almacenamiento y recuperación de la información.
sde el punto de vista informático el hipertexto es una forma de organizar la información, un método para gestionar bases de datos que va a permitir al usuario múltiples maneras de acceder a la información. Esto va a permitir abrir nuevas perspectivas, por ejemplo, en el campo de la formación. Un sistema hipertexto se representa generalmente como una telaraña de conceptos que mezclan material informativo procedente de muy diversas fuentes. Además, otro aspecto muy importante de estos sistemas es su modalidad de interfaz de cara al usuario, porque éste cuenta con la posibilidad de controlar cómo y cuándo acceder a qué tipo de información.

CARACTERÍSTICAS DE UN HIPERTEXTO

Una de sus principales características es su estructura de red, que es justo lo contrario a la forma convencional de representar la información, es decir,de manera lineal. Con esta característica de forma de red los datos de una hipertexto están relacionados por una auténtica afinidad semántica. Por ejemplo, en un hipertexto sobre colores, el color naranja estará dentro de la gama de los colores cálidos, y tendrá la misma categoría semántica que el rojo, e incluso compartirá con él ciertas asociaciones, como su relación con el fuego o el anochecer, pero, mientras que el rojo podrá conducir posteriormente a la sangre y, a partir de ahí, a guerras, marcas de pintalabios o platos de cocina, el naranja se asociará con la fruta de su mismo color, con Valencia, Israel, o con el arco iris.
Otra característica es el soporte tecnológico, la utilización de un sistema informático. Esto va a permitir realizar multitud de referencias cruzadas, entre términos, ideas, páginas, párrafos, conceptos, etc. La tercera característica es la interactividad. Esto va a posibilitar que un usuario pueda crearse su propia estructura para acceder a los datos, aquella que más se adecúe a sus necesidades. Por ello, este sistema permite avanzar, retroceder, buscar (por palabras o índices…), repetir, ver dónde encontrar más información, etc.

ORIGENES DEL HIPERTEXTO

El revolucionario concepto de hipertexto tiene sus orígenes en 1945 y fue idea de Vannevar Bush, consejero científico del presidente de los Estados Unidos Roosevelt. Bush, en su memorable artículo “Cabría Imaginar…” publicado en The Atlantic Monthly, con una auténtica capacidad de visionario, logró intuir con asombrosa exactitud lo que muchos años después iban a ser los sistemas de almacenamiento masivo (CD-ROM, DVI, etc.). Vannevar, preocupado por la enorme extensión a la que había llegado la documentación científica y la imposibilidad de acceder a ella en gran medida, escribió: “A la vista de las actuales inquietudes, el problema no estriba tanto en que se hagan excesivas publicaciones cuanto que éstas han superado con mucho nuestra capacidad de utilizarlas. El compendio de la experiencia humana crece a un ritmo prodigioso, pero los medios de que nos valemos para orientarnos en el laberinto resultante son los mismos que usaban nuestros antepasados de la época de la navegación a vela”. Vannevar Bush tenía muy claro que un archivo científicamente útil tenía que crecer continuamente y ser de fácil acceso. Ideó un tipo de archivo o biblioteca personal llamada Memex, en la que se podría almacenar en forma de microfilm todo tipo de revistas, libros, periódicos, imágenes, etc.
Más tarde, en los años 60, Douglas Engelbart, inspirándose en las ideas de Bush, diseñó el sistema NLS, con la idea de trasladar el asociacionismo de la mente humana al ordenador. Pero el que realmente escribió la palabra hipertexto con todas sus letras fue Theodor Nelson, que desarrolló el más ambicioso proyecto de hipertexto, el Xanadu (“el lugar mágico de la memoria literaria”, según el poema Kubla Khan, de Samuel Taylor). El objetivo de este proyecto fue el de almacenar toda la documentación e información mundial en un solo sistema con la utilización del hipertexto, lo que facilitaría a un usuario desde su ordenador acceder a cualquier documento y copiarlo, si así lo desease, en sus propios documentos, que formarían a su vez parte de la red universal de documentos almacenados en el sistema.

ASPECTOS CONCEPTUALES DEL HIPERTEXTO

Una definición de carácter general de hipertexto sería la de lectura y escritura no lineal. Sería, por lo tanto, una forma de acceder a la información de tipo relacional, es decir, una organización basada en las relaciones establecidas entre distintas partes informativas. El hipertexto está basado fundamentalmente en la idea de que el pensamiento humano se estructura mediante asociaciones, por ello, todos los sistemas hipertexto diseñados crean una red de nudos y enlaces que permiten al usuario navegar a través de la información de forma multidimensional.
El término navegación se refiere a la manera de acceder a la información, de recorrerla. Según el grupo Taf, “la navegación es a la forma lo que la estructura es al contenido”. Navegar, pues, supone recorrer la información desde puntos de partida distintos, realizar singladuras más o menos largas por la información, pero pudiendo elegir el navegante el rumbo en cada momento.
TIPOS DE HIPERTEXTO
Actualmente existen muy diversos sistemas de hipertexto. Dentro del entorno Macintosh está el HyperCard, de funcionamiento simple y flexible basado en un lenguaje de programación orientado a objetos denominado HyperTalk.
Dentro del entorno Xerox se encuentra el NoteCards. Este sistema permite al usuario unir los datos con 40 ó 50 tipos de referencias, ya establecidas previamente, del tipo fechar, incluir texto, vídeo, animación, gráficos, etc. Dentro del mundo de los PC destacan el HyperPad y el LinkWay, este último incluye un editor de textos propio, un programa de dibujo y otro para capturar pantallas. Además, permite incluir ficheros provenientes de otras aplicaciones, con lo que se facilita el almacenamiento de datos de diversa procedencia.

 

 

Artículo extraído del nº 30 de la revista en papel Telos

Ir al número Ir al número


Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *